Salvado por el almacenamiento en la nube

nube

nube

Últimamente ha estado muy de moda eso del almacenamiento en la nube para que toda nuestra información esté en Internet, en especial si usamos dispositivos como smartphones o tablets que mandan continuamente las fotos, videos y contactos a algún lugar de Internet para tener un respaldo. Tener una copia de la fotochistosa deun perro saltando un charco está muy bien, pero ¿qué pasa cuando se trata de información laboral, archivos de trabajo, memos, contratos y demás información que podemos utilizar paracumplir nuestros objetivos profesionales?

Muchos sistemas de almacenamiento en la nube ofrecen planes empresariales, pero afrontémoslo, no todos están dispuestos a pagar por algo así, sin embargo muchas empresas pagan un plan de hosting para tener su propia página web y con la popularización de los planes con almacenamiento y transferencia sin límite, tener una solución propia de almacenamiento en la nube no parece mala opción.

En lo particular yo utilizo ownCloud que es algo así como un Dropbox de software libre, permite tener una copia de los archivos que se carguen allíy hay clientes disponibles para los dispositivos y sistemas operativos más comunes. En realidad el uso y administración es muy sencillo, tanto que prácticamente se instala y puedes olvidar que está allí, funcionando.

Justo había olvidado que tengo ownCloud hasta que un día estaba trasladándome para ver a un cliente, pasando por el gran estacionamiento que es el Periférico a horas pico cuando recibí un mensaje de un cliente pidiendo que se cargara en su LMS una versión anterior de uno de sus cursos. Lo usual sería esperar a llegar al despacho, buscar la versión anterior del curso en alguno de los respaldos en disco externo o alguna computadora y ya después cargarlo en el LMS del cliente.

Considerando que este cliente en particular es una de esas rarezas que hacen peticiones acordes a lo contratado, pagan a tiempo… en general, un muy buen cliente, decidí aprovechar el tiempo muerto en el transporte para atender su solicitud.

Primero, con la aplicación Android de ownCloud localicé la versión solicitada del curso, lo cuál es bastante sencillo e inclusive se puede usar la función de búsqueda si no tienes mucha idea de la forma en que está organizado todo. El siguiente paso es descargar el archivo del curso al dispositivo para finalmente cargarlo al LMS vía web. En total 10 minutos aprovechados mientras el auto en que me encontraba avanzó un par de metros.

Si bien esta situación muestra la forma en que la movilidad y la tecnología han modificado la forma de trabajar y hacer frente a los diversos retos que se van planteando, me parece que lo más relevante es la posibilidad de instalar un servicio, olvidarse de él y dejar que actue guardando nuestros datos, copias de seguridad y distintas versiones de los archivos. Ésto último puede ser algo alarmante para algunas personas ya que hemos sido testigos de cómo algunos usuarios famosos han hecho esto y sus fotografías han sido robadas y publicadas en muy diversos sitios de internet, sin embargo, el tener una aplicación propia, que cada quien mantiene e instala le proporciona un nivel de seguridad muy interesante, además, poseer esta opción de trabajo de forma gratuita y sin límites de almacenamiento o transferencia es una opción que desde mi punto de vista debe ser considerada por profesionistas y empresas de todo tamaño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s